Esquel

Esquel

Aonikenk: Fiscalía investiga presunta defraudación por administración fraudulenta

La procuradora de Fiscalía, Cecilia Bagnato, presentó esta mañana el escrito de apertura formal de la investigación por tres hechos calificados provisoriamente como constitutivos de defraudación por administración fraudulenta. Tres son los imputados por ese tipo penal, en tanto que a uno de ellos se añade la presunta confección de balances falsos. La Oficina Judicial fijará audiencia y notificará a los imputados, que a partir de este momento comenzarán a ejercer su defensa.  

La investigación realizada hasta el momento, arrojó información suficiente para requerir su apertura formal, dando la posibilidad a las personas imputadas de ejercer su derecho de defensa.

Bagnato, tiene elementos para avanzar en una investigación al accionar del administrador de los fondos de la Asociación Mutual Aonikenk, de los empleados de la Cooperativa 16 de octubre Ltda. No había una designación formal para el rol, sino que era cumplido de hecho. Se hacía la retención de la cuota mensual de dicha Mutual y ayudas económicas otorgadas como créditos que solicitaban los empleados asociados a la Mutual, durante los períodos comprendidos en los años: 2019, 2020, 2021 y 2022. La Fiscalía considera que en abuso de la confianza dada por los afiliados y quebrantando el deber de fidelidad respecto del patrimonio confiado, habría dispuesto a su arbitrio de los fondos recaudados en concepto de operaciones crediticias, intereses de las mismas y devolución de ayudas económicas, por un monto de aproximadamente ciento noventa y dos millones, setecientos veintisiete mil ciento cincuenta y cuatro pesos con dieciocho centavos (192.727.154,18), ocultando la registración de los mismos en los estados contables, como así omitiendo el depósito del producido en la cuenta de la Mutual, otorgándole un destino incierto, perjudicando así los intereses de dicha Mutual.

Añade el escrito que dicho dinero debió haber ingresado a la mutual, vía transferencia bancaria o de cualquier manera que habilitara una debida registración de dicho ingreso, de manera transparente para habilitar el debido control de los afiliados, de los montos que les eran retenidos directamente desde sus sueldos, el día de cobro. El modo en que se realizó, no sólo habría perjudicado a los afiliados, sino que no permite conocer el destino que se le diera a ese monto de dinero.

Quién administraba esos fondos, no tenía en esos períodos el cargo de tesorero de la mutual. Bagnato plantea que se evidencia un manejo del dinero de acuerdo al propio arbitrio, actuando las secretarias de la mutual, y empleadas de la cooperativa bajo sus órdenes, ya que el imputado detenta el cargo de jefe del área de personal en la cooperativa.

Hecho II

Por otra parte, se investiga el accionar del contador de la mutual Aonikenk, durante los mismos ejercicios: 2019, 2020, 2021 y 2022. Este habría confeccionado y auditado balances falsos y habría puesto en conocimiento de asamblea de afiliados con falsedad, la situación económica de dicha Mutual, ocultando la registración de operaciones crediticias, intereses de las mismas y devolución de ayudas económicas, por un monto de aproximadamente 192.727.154,18 millones de pesos, monto que no cuenta con su correlato en los Estados Contables. Bagnato indica que este accionar forma parte, de una división de tareas, entre lo realizado por el administrador y la tesorera de la Cooperativa, quien cobraba los cheques en efectivo del monto del dinero que les descontaba por distintos conceptos a los empleados de la cooperativa, desconociéndose el destino de dichos fondos.

“De manera coordinada y conjunta y cada uno de los nombrados cumpliendo una parte de la tarea, disponían del dinero de los afiliados a la Mutual, sin ingresarlos al circuito contable y bancario, privándoles de poder controlar y de disponer o beneficiarse con dichos fondos, siendo justamente el bien común los fines de la mutual”, plantea la Fiscalía.

“Cabe señalar que de esta manera se habilitaba el uso de los fondos de la mutual para fines desconocidos, y se manejaban dichos fondos como si fueran propios, cuando eran de todos los afiliados de la mutual y debían ser destinados al bien común y transparentados en los estados contables y cuenta bancaria”, sostiene Bagnato.

Hecho III

El tercero de los hechos se le atribuye a la tesorera de la cooperativa, también en los ejercicios: 2019, 2020, 2021 y 2022, quién habría cobrado en su mayoría y en efectivo, los cheques que la cooperativa libraba por los descuentos que les realizaba a los empleados de sus sueldos el día del cobro de los haberes por diferentes conceptos que debían abonar a la mutual, otorgándoles un destino incierto, por un monto aproximado de setenta millones, ochocientos cinco mil ocho pesos con noventa y cinco centavos (70.805.008,95). Eso lo llevaba a cabo sin ser autoridad en la mutual, y el producido se guardaba en una caja fuerte ubicada en la oficina del administrador de esos fondos, ubicada en el edificio de la cooperativa. Ambos eran quienes tenían la disponibilidad de ese dinero, el cual no habría ingresado a las cuentas de la mutual, ni estaba reflejado en los estados contables.

Nuestras Visitas

  Hoy 1510

  Ayer 8245

  Esta semana 53734

  Este mes 9755

  Total histórico 21500742

©2024 Ministerio Público Fiscal del Chubut. Todos los derechos reservados.