Image

Esquel

Esquel

El Ciclo de la Violencia de Género: Comprender, Detectar y Pedir Ayuda

La violencia de género es un problema serio que afecta a muchas mujeres en todo el mundo. Es importante entender cómo funciona y cómo podemos protegernos. En este artículo, explicaremos el ciclo de la violencia de género, cómo reconocer si eres víctima y cómo buscar ayuda.

El Ciclo de la Violencia de Género

  1. Distanciamiento: Después de la explosión, el agresor se calma y muestra arrepentimiento. Puede pedir perdón o prometer que no volverá a suceder. La víctima puede sentir alivio momentáneo.
  2. Explosión o Estallido de la Violencia: Llega un punto en que la tensión se libera y ocurre la violencia. Puede ser física, verbal o emocional. El agresor se descontrola y ataca a la víctima.
  3. Acumulación de Tensión: En esta primera fase, el agresor se muestra irritable y cualquier acción de la víctima se percibe como provocación. La tensión aumenta gradualmente.
  4. Reconciliación o “Luna de Miel”: En esta fase, el agresor busca reconciliarse con la víctima. Puede ser cariñoso, regalarle cosas o prometer cambiar. La víctima quiere creer que todo mejorará.

¿Cómo darte cuenta si sos víctima de Violencia de Género?

Aislamiento: El agresor te aleja de amigos y familiares.

Normas Controladoras: Impone reglas sobre tu forma de vestir o con quién relacionarte.

Insultos y Humillaciones: Te menosprecia y te hace sentir mal.

Amenazas y Abusos: Puede amenazarte o ser violento físicamente.

Buscar ayuda

Si sospechás o sabés que una amiga, conocida o familiar es víctima de violencia de género, es fundamental seguir las recomendaciones de los especialistas para poder ayudarla. Reconocerse en esa situación y pedir ayuda no es fácil para una mujer víctima de violencia, por lo que el apoyo de quienes la rodean es crucial.

Características emocionales:

Las víctimas de violencia de género pueden experimentar consecuencias en su salud física y emocional. Pueden sentirse inhibidas para actuar debido al miedo a represalias, la falta de redes de apoyo, el estrés postraumático, la carencia de recursos, la vergüenza o la culpa. Es importante comprender estas emociones.

Acompañala sin tomar decisiones por ella:

Las mujeres que han sufrido violencia de género durante mucho tiempo pueden tener afectada su autodeterminación y autoestima. Escuchala de manera activa y empática. No es necesario darle una clase magistral sobre violencia de género, simplemente preguntale cómo podés ayudarla y asegurarle que cuenta con vos.

Evitá juzgar o escandalizarte:

No te sorprendas si la víctima confiesa extrañar al agresor a pesar de los maltratos. Romper un vínculo de años de violencia es un proceso personal y complejo. Muchas veces, las víctimas tienen concepciones tradicionales de la familia y estereotipos de género que deben deconstruir para dejar de sentir culpa y deseo de volver con la pareja abusiva.

Ayúdala a entender que No tiene la culpa:

Muchas mujeres ocultan la violencia o no la registran como tal. Es importante que comprendan que no son responsables de los actos violentos que sufren.

Recordá que existen líneas de ayuda y recursos disponibles para las víctimas de violencia de género. Siempre es valiente buscar apoyo y protegerse. ¡Nadie debe vivir en silencio frente a la violencia!

Si necesitas más información o asistencia específica acudí a la Comisaría de la Mujer. También podés expresarte sin sexismo, capacitarte en igualdad de género y denunciar cualquier acto de violencia de género.

Nuestras Visitas

  Hoy 7853

  Ayer 9180

  Esta semana 72954

  Este mes 158311

  Total histórico 22869172

©2024 Ministerio Público Fiscal del Chubut. Todos los derechos reservados.