Sarmiento

Sarmiento

Apertura de investigación por exhibiciones obscenas, abuso sexual simple y abuso sexual agravado

Audiencia de apertura y formalización de la investigación preparatoria de juicio por abuso sexual agravado

El juez Alejandro Rosales formalizó la investigación preparatoria de juicio contra un sujeto de cuarenta y cuatro años de edad, imputado como presunto autor del delito de exhibiciones obscenas, abuso sexual simple y abuso sexual agravado por haber sido cometido contra una menor de dieciocho años. (Los protocolos para el tratamiento informativo de los casos de abuso sexual sugieren preservar la identidad de la víctima y el imputado, a los fines de proteger niñas, niños y adolescentes víctimas o testigos de abuso sexual y otros delitos, y permitir un desarrollo ordenado del proceso judicial).

Asimismo, el magistrado otorgó un plazo de seis meses de investigación y dictó una orden de prohibición de acercamiento y contacto por todo medio, entre el imputado y la victima.

En la ocasión, la fiscal Rita Barrionuevo relató el contenido de la pieza de apertura de investigación contra el imputado. En este sentido, indicó que los delitos ocurrieron entre el año 2010 y 2013, en una vivienda ubicada en el barrio “Parque 21 de junio”.

Asimismo, agregó que el imputado era la pareja de la madre de la víctima, y convivían en un mismo domicilio, junto a otras integrantes de la familia.

Con respecto a la calificación legal provisoria, la investigadora, propuso investigar al sospechoso, como presunto autor de los delitos de abuso sexual simple en menor de 13 años, agravado por ser cometido aprovechando la situación de convivencia preexistente -al menos tres hechos-; exhibiciones obscenas- un hecho- y abuso sexual  con acceso carnal en menor de 13 años, agravado por haber sido cometido contra un menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con el mismo -al menos tres hechos-todos ellos en concurso real y  en calidad de autor.

Por otra parte, peticionó un plazo de seis meses de investigación. Asimismo, no requirió medidas restrictivas en función de que el imputado se presentó en todas las audiencias judiciales a las que fue convocado.

En tanto, requirió una medida de prohibición de acercamiento y contacto personal, telefónico, electrónico o por cualquier medio.

A su turno, el defensor público Gustavo Oyarzun, no formuló oposición a los pedidos efectuados por el Ministerio Público Fiscal, respecto del pedido de formalización de la investigación penal preparatoria de juicio. Tampoco presentó objeciones al plazo de ley peticionado para concluir las tareas investigativas.

Al concluir las posiciones de las partes, el juez Alejandro Rosales, resolvió: tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio en contra del sospechoso, en orden a los hechos relatados y las calificaciones legales propuestas por la fiscal Barrionuevo.

Asimismo, hizo lugar al plazo de investigación requerido y dictó una orden de prohibición de acercamiento y contacto personal, telefónico, electrónico o por cualquier medio entre el imputado y la víctima, por el tiempo que dure la investigación.

El acto judicial se desarrolló hoy en la sala de audiencias de la oficina judicial y estuvo presidido por el juez Alejandro Rosales. El Ministerio Público Fiscal fue representado por la fiscala Rita Barrionuevo El acusado, en tanto, participó mediante conexión telemática desde el juzgado de paz de la localidad de Mariano Moreno (Neuquén) y recibió el asesoramiento técnico del abogado del Ministerio de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzun. Asimismo, asistió la abogada Gabriela Francisco en representación de la Asesoría de Menores

Abuso sexual ¿Qué hacer frente a un abuso?

 

Los distintos centros de salud de la provincia cuentan con un dispositivo médico legal para dar inmediata atención a las personas que se presentan luego de haber sido víctimas de un abuso sexual. El dispositivo se implementó mediante un convenio entre el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio de Salud. Su correcta y oportuna implementación, garantiza derechos básicos de la víctima vinculados a su salud sexual y reproductiva y la eficiente obtención de material biológico fundamental para lograr la sanción penal del autor.

Los abusadores buscan la impunidad amedrentando a sus víctimas para que no denuncien, para que guarden el secreto. Ese silencio se sostiene por temor y a costa del sufrimiento, la confusión y la desazón de la víctima. Muchos casos son denunciados recién a partir de la evidencia de un embarazo. Otros son denunciados mucho tiempo después, e incluso algunos nunca llegan al conocimiento de la justicia. 

La prueba

La prueba es muy difícil de obtener. Suelen jugar muchos intereses, fundamentalmente en el abuso sexual intrafamiliar. La experiencia indica que los miembros de la familia suelen tomar partido por alguno de los involucrados. Incluso la madre de la víctima no siempre acompaña el proceso.

Sin lugar a dudas la prueba más clara es el ADN que puede obtenerse mediante la aplicación del Dispositivo de Abuso Sexual disponible en todos los hospitales de la provincia, así como la prevención del embarazo y de enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, esto solo es posible cuando la denuncia es inmediata a la producción del abuso o bien cuando a raíz del abuso se produjo un embarazo.

Estos hechos ocurren entre cuatro paredes. Los indicios cobran fuerza en relación al relato de la víctima, son datos que parecen no tener significación propia, que no aportan la evidencia de un testigo directo, pero que permiten corroborar circunstancias, conductas, costumbres alteradas, cambios en la personalidad y/o en el rendimiento escolar.

El abusador suele ser el referente de la víctima en distintos ámbitos, se muestra como el adulto que se ocupa de sus cosas y de este modo se asegura el control del secreto. El abusador detecta el estado de vulnerabilidad y de este modo elige a su víctima.

El relato

En todos los casos la investigación se activa por la denuncia. La declaración de la víctima es central para la investigación. El relato se realiza en cámara Gesell, procurando que la víctima declare por única vez en ese momento. Algunas veces se puede hacer rápido, pero en muchas otras no. La víctima debe estar preparada anímicamente para pasar por esa instancia y son los profesionales del SAVD quienes sugieren el momento más oportuno para hacerlo.

La psicóloga forense toma la declaración y realiza la pericia psicológica. Esta pericia evalúa si el relato es creíble, si detecta o no una tendencia a la fabulación, si se advierte algún interés, si se evidencia un relato armado, entre otros aspectos. Esta pericia valida el relato de la víctima.

Actualmente en los Tribunales, las Cámaras Gesell se realizan con la presencia en la retrocámara –ubicada tras un vidrio que se convierte en espejo al interior de la cámara- de los jueces, el fiscal, el defensor y el imputado. El SAVD y los fiscales sostienen que hay que avanzar hacia una metodología que permita a defensa controlar el desarrollo de la declaración sin que la víctima sienta que detrás del vidrio está el imputado mirándola.

La Fiscalía propicia la implementación un circuito cerrado de televisión, sistema que se usa habitualmente en los juzgados de familia y que varios protocolos señalan como el más adecuado. Esta modalidad consiste en conectar dos salas distantes, mediante circuito cerrado de televisión, en una sala están la entrevistadora y la víctima, y en otra, retirada, los demás actores del proceso.

El valor de la confesión

Al conocimiento de los jueces de juicio llega ese relato de la víctima, filmado. Sin embargo, algunas víctimas deciden participar del debate. Por ejemplo, en juicios abreviados para escuchar de boca de su abusador el reconocimiento del abuso. Que diga “si, es verdad, yo lo hice”.

Asimismo, las víctimas y sus familias pueden requerir el acompañamiento de el Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (S.A.V.D) que cuenta con profesionales especializados en la temática que acompañarán en el proceso al niño o niña y los adultos de referencia.

 En Sarmiento el servicio funciona en la oficina anexa del Ministerio Público Fiscal ubicada en la calle 28 de julio n° 430.  También mediante vía telefónica (0297 4898327) o por correo electrónico (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

 

Nuestras Visitas

  Hoy 1708

  Ayer 7330

  Esta semana 1708

  Este mes 193127

  Total histórico 15829690

©2022 Ministerio Público Fiscal del Chubut. Todos los derechos reservados.