Trelew

Trelew

DECLARO UN EX OFICIAL DE CUENTAS SOBRE SU TRABAJO EN RELACION CON ARIDOS FONTANA

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

No pudo ampliar su declaración el Ingeniero Arrechea

  Se trata de Rubén Marincovich, quien ocupara ese cargo durante el año 1999 hasta marzo de 2000 en la Oficina Operativa de Rawson, estando a cargo como gerente Jorge Espina. Justamente fue el abogado de este imputado, Dr. Sergio Rey, quien inició las rondas de preguntas a que fue sometido el testigo durante casi tres horas, dando continuidad de esta manera a la denominada “Megacausa”, donde se investigan presuntas maniobras fraudulentas contra el Banco del Chubut S. A...   Marincovich ratificó la situación de Espina, en cuanto a las órdenes que recibía respecto a la realización de diversas operatorias vinculadas a la causa que es origen de este juicio, y en ese marco, reconoció documental que muestra la manera en que esas indicaciones se daban a conocer por parte de la superioridad. Así, entre esos documentos pudo verificar una lista de cheques de la empresa Aridos Fontana, a la cuál debía atenerse el ex funcionario.   Consultado el testigo por la Fiscalía pudo observar otras documentaciones como hojas de ruta, extractos y legajos con sus respectivas actas. En este marco, se dio a conocer que al 31 de marzo de 1999 se podía ver un saldo de 477.352,39 pesos y por otro lado el 30 de noviembre del mismo año se dió un acuerdo transitorio por 3.000.000 de pesos, mientras el 11 de febrero se verificaba otro acuerdo de acreditación de 300.000 pesos, siempre en la cuenta corriente de Aridos Fontana. Estos adelantos no fueron cubiertos, de acuerdo a la consulta de los documentos efectuada por el testigo. También indicó el crédito del 22 de marzo de 2000 de unos 5.500.000 pesos, con un plazo de 90 días y una garantía de primer grado.   Respondiendo a las consultas, recordó la dación en pago de 160 lotes por parte de Aridos Fontana al Banco, debido a la resolución donde se lo facultaba al gerente Espina a firmar la traslación de dominio de esas tierras. Se le exhibió, sobre este tema, el anexo resolutivo de la aceptación de la mencionada operación, figurando un monto de 11.174.941 pesos, pudiéndose constatar que la acreditación en el extracto data del 29 de febrero de 2000, en tanto el acta de aprobación con el nro. 129 es del 3 de marzo de 2000, aclarando el empleado bancario que se debía a la aprobación y confección del acta del Directorio.   En otro tramo de su exposición dio precisiones sobre las chequeras de la empresa referida, manifestando que en algún momento estuvieron en la gerencia del Banco, y el gerente tenía instrucciones de dar cheques a clientes determinados a través de un listado confeccionado por la contadora Beros, quien cree que actuaba como gerente de riesgo crediticio en esa etapa, agregando que no era habitual este procedimiento con otras empresas. El ex oficial de cuentas expresó que suponía este proceder en la necesidad de controlar los fondos, pagando a proveedores del cliente bancario. Por otro lado, confirmó que había fechas destinadas al pago de haberes de empresas del grupo y para eso se entregaban cheques a gerentes o empleados que llegaban con tal requerimiento.   El defensor de la contadora Beros, Doctor Romero, efectuó preguntas solicitando detalles sobre extractos, legajos y hojas de ruta, y el trabajo que le cupo a quien respondía. También Marincovich debió aclarar que las listas de principales deudores se elevaba a la gerencia comercial, verificándose el estado de las cuentas a través de los sistemas informáticos.   Confirmó el trato directo que tuvo con Silvia Beros, lo que se daba a través de diversos requerimientos efectuados por la ex funcionaria, y de esta manera puede determinar que era ella quien manejaba la cartera crediticia de Aridos Fontana. También dio precisiones sobre los niveles de autorización para el otorgamiento de créditos, haciendo referencia a la resolución nro. 69/96 que se refiere a este particular.   Cabe destacar que hubo diferentes objeciones y revocatorias ante preguntas efectuadas, debiendo resolver tanto el Dr. Portela como el Tribunal a pleno en diversas oportunidades, lo que contribuyó a la extensión de la jornada nro. 75 de esta audiencia Oral y Pública, inclusive una situación presentada tras la confusión surgida por un listado donde figuraban quienes estaban autorizados a cobrar cheques de la empresa, llevando tanto a Beros como Espina a intentar poner luz sobre este tema.   Fue así que Marinncovich terminó su exposición ante preguntas de las partes a las 12,40, decidiendo el Tribunal continuar el martes 28 con la presencia del contadora Converti de Pouza, una importante funcionaria de la entidad crediticia. Esto hizo que se truncara la posibilidad de ampliar su declaración al Ingeniero José Arrechea, representante de Aridos Fontana y otras empresas, quien así lo había solicitado, postergándose para otra oportunidad.   Por otra parte, el Dr. López Salaberry, defensor del Licenciado Jones, expuso sobre el final sobre la recepción de los contratos de Associated Auditor con el Banco del Chubut, que rigen desde el 1ro. de enero al 30 de junio del corriente, manifestando la necesidad que el Tribunal tenga en cuenta esta situación cuando evalúe el peso de los testimonios aquí brindados. Recordaos que los contadores Alonso y Krieger, integrantes de esa empresa testimoniaron en este juicio. Ante esta presentación del abogado defensor, el querellante representante del Banco, Dr. Silvestroni dijo que algo se había perdido él de este juicio, preguntando cuando comenzaron los alegatos.   De esta manera culminó una nueva jornada, estimándose que restan unos siete testigos, entre los que se encuentra el jefe de inspectores Pignataro, quien hoy debía efectuarse las pericias sicológicas correspondientes para saber si lo autorizan o no para la nueva concurrencia a este evento.

Nuestras Visitas

  Hoy 1366

  Ayer 12067

  Esta semana 33975

  Este mes 193422

  Total histórico 22904283

©2024 Ministerio Público Fiscal del Chubut. Todos los derechos reservados.