Trelew

Trelew

TRES EXPOSICIONES ANTE EL TRIBUNAL HUBO HOY EN LA MEGACAUSA

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Mientras depuran la lista de testigos

 

  El juicio Oral y Público denominado “Megacausa”, sigue avanzando en relación a la deposición que efectúan los testigos presentados por las diferentes partes, mientras fiscales, querella y defensores siguen depurando la lista, con el fin de agilizar el desarrollo. En ese sentido, eran cinco los testigos que podían declarar mañana, pero desde Fiscalía y querella se informó que desistían de algunos, mientras la defensa ofreció aceptar presentaciones de testimonios por lectura, siempre y cuando lo mismo haga la otra parte con dos testigos ofrecidos por ellos.   Si se tiene en cuenta que eran aproximadamente treinta los citados antes de la realización de la jornada de hoy, se estima que restarán una veintena de exposiciones, antes de dar lugar a los alegatos y la parte final de esta Audiencia que comenzó el 2 de septiembre de 2008.   En la presente jornada se convocó en primer término a Fernando Vidal, quien se desempeñó como gerente regional de la sucursal Comodoro Rivadavia entre los años 1999 y 2001, de mayo de 2002 a diciembre de 2005, fue vicepresidente y presidente del Banco, luego trasladado a Trelew y Comodoro Rivadavia hasta 2006, estando actualmente en Trelew, luego de haber pasado por las sucursales de Puerto Madryn y Rawson.   La mayor parte de las preguntas a Vidal estuvieron dirigidas al otorgamiento del crédito a Oscar Alberto Palavecino, expresando el testigo que la instrumentación del mismo tuvo lugar en Comodoro Rivadavia, pero por indicación de la superioridad en la figura de la contadora Silvia Beros. Ratificó que el monto fue acreditado en una cuenta interna del Banco, para su posterior aplicación a la cancelación de la deuda de Geosur.   Ese crédito nunca fue pagado, por lo que debió procederse al envío del cobro por la vía judicial, no recordando si la planta de harina de pescado estaba en funcionamiento. Consultado sobre el patrimonio de Palavecino, dio a entender que estaba  constituído por la utilidad de la fábrica, a partir de los flujos de fondos, producto de la compra y venta de los insumos.   El Dr. Gabalachis requirió de Vidal sobre la documentación, indicando el deponente que se cumplía con los requisitos. Además, expresó no tener facultades para el otorgamiento de ese crédito, agregando que eso no era de su competencia, lo autorizó la autoridad superior, es decir desde la sucursal donde él era funcionario se instrumentó la operatoria, pero la instancia superior es la que aprueba.  En tanto, también hicieron preguntas el Dr. Pandolfi, defensor de los hnos. Fernándes , que hizo hincapié en la deuda de sus defendidos y la posible intención de pago, situación que generó una incidencia resuelta finalmente por el Tribunal, y el Dr. Hervida, defensor de Carrizo, consultando sobre el sumario interno realizado por la Inspectora Gregorio, en la que se tomaban medidas no expulsivas contra el imputado. Recordó que luego fue despedido, pero por decisión del Directorio.  Finalmente expresó que anteriormente a Palavecino, hubo otros solicitantes de créditos similares para con la misma planta de harina de pescado, con la misma modalidad: la indicación hecha por Beros para llevar adelante la tramitación. Luego esto fue desistido, hasta llegar a la situación con Palavecino, con quien habría observado alguna urgencia en la solicitud de los trámites efectuada por Beros, y luego aprobados por ella y Luis Vila.   Posteriormente se hicieron presentes ante el Tribunal Carlos Manuel Columbo y  Gustavo Alberto Prusso Ayllon. El primero de ellos es actual empleado municipal y llevó adelante tareas como jefe de Secretaría de presidencia del Banco entre septiembre de 1998 y marzo de 1999, para luego ser trasladado a Trelew.   Mas allá del trabajo realizado, detallado a partir de las preguntas efectuadas, destacó que el único empresario visto en forma habitual en los despachos de presidencia era Héctor Fernándes, quien hasta se tomaba la atribución de anunciarse personalmente mediante los teléfonos de las secretarias a Jorge Barcia. No eran visitas programadas y lo hacía frecuentemente.   Por su parte, Prusso Ayllon se desempeñó entre 1997 y 1999 como integrante del Comité de crédito, luego en el departamento de cobranzas en lo que se refiere a la cartera de consumo. Entre otros detalles, dijo  sobre el crédito a Palavecino, que alguna vez se acercó alguien de apellido Jacobsen, averiguando condiciones de la fábrica de la cuál el primero era propietario, enterándose en ese momento que el crédito estaba en gestión de cobro.   Indicó que Silvia Beros monitoreaba las cuentas del grupo Arrechea, expresando haber recibido presiones laborales normales. En ese marco, manifestó su disidencia por circunstancias dadas en su momento con un cliente en especial, refiriéndose al Grupo Fernándes. En esa ocasión, dijo, vinieron Beros y Vila a presentar una carpeta donde se elevaban las calificaciones del mencionado grupo, permitiendo sumar 1.300.000 pesos más en su cartera, llegando la posibilidad de crédito para esas empresas a 4.300.000 pesos.   Fue allí donde manifestó su desacuerdo, estimando que las necesidades eran mas acuciantes en la cartera de consumo, debido a que el Banco estaba pasando una situación muy difícil.   El Juicio Oral y Público continuará mañana a partir de las nueve en el Teatro Verdi de Trelew, y serán tres o cuatro los testigos que deberán hacerse presentes, dándole continuidad a esta Audiencia, denominada Megacausa.

Nuestras Visitas

  Hoy 1111

  Ayer 12067

  Esta semana 33720

  Este mes 193167

  Total histórico 22904028

©2024 Ministerio Público Fiscal del Chubut. Todos los derechos reservados.