Image

Trelew

Trelew

Juicio por presunta estafa con terrenos de Seros: alegan las defensas

Tras haberse postergado ayer, se lleva adelante hoy una nueva jornada de alegatos en el juicio por presunta estafa con terrenos de Seros en salas de la oficina judicial ubicadas en el tercer piso de los tribunales en Trelew. En este caso es el turno de las defensas de los imputados, tras haberse escuchado a la parte acusadora mediante los alegatos del Ministerio Público Fiscal y la querella del instituto, con el tribunal unipersonal conformado por la participación de la Jueza Ivana González.

Los doctores Sobieralski y Rubiolo en representación del escribano Pablo Fossati llevaron adelante la exposición en buena parte de esta mañana. El primero de los mencionados rechazó la posibilidad de falsedad ideológica, siendo que su defendido contaba con todos los antecedentes respecto de la escritura y están cumplidos los requisitos en la escritura 94. Explicó que el círculo ofreció pagar en diez cuotas sin intereses los terrenos en cuestión y hubo un contrato de compraventa del 30 de julio de 2004 estableciéndose un pacto de retroventa, cuyo plazo mayor no puede exceder los tres años de la firma del contrato.

Para la defensa esta facultad quedó extinguida, al igual que el objetivo del comprador como destino de esos terrenos, y eso venció en julio de 2007, tras lo cuál ninguna de las partes hizo nada, por lo que el instituto no tuvo ninguna intención de recuperar esas tierras, pidiendo en 2011 el círculo policial se le otorgue la escritura correspondiente. Señaló que para llegar a eso se debía efectuar una mensura, de la que el círculo se hizo cargo y las carpetas resultantes fueron firmadas por el propio Mantegna.

Dijo que el instituto ha querido hacer creer que se necesita autorización del directorio para que el presidente firme una escritura y esto es totalmente falso. Fustigó a la querella al decir que no trajo un solo antecedente por el cuál el directorio autorizó al presidente a firmar una escritura y no lo hizo porque no existe tal reglamentación. Se preguntó si la firma de Mantegna fuera falsa por que se genera una versión que necesitaba una autorización expresa, para expresar mas adelante que en julio de 2017 el titular Cristian Eguillor mandó una carta documento para hacer efectivo el pacto de retroventa, situación que ya había vencido en el año 2007.

Respecto de la pericia caligráfica, los defensores se expresaron ampliamente manifestando que la propia defensa se vió impedida del control de la prueba peritada y hablaron sobre la precipitación que existió para presentar el informe sin la presencia de la perito de parte Pía Revuelto. Rechazaron el método escopométrico y dijeron que solo trabajaron con dos escrituras para el cotejo de firmas, aludiendo al subjetivismo utilizado por el perito Costa para referirse a la solemnidad del acto.

Luego hablaron que no pudo explicar la teoría básica de la caligrafía y se dieron contradicciones entre Costa y Aceves. Sobieralsky expuso las diferencias entre el papel oficio y el papel notarial y aseveró que la solemnidad no tiene ningún rigor científico, es algo subjetivo. Expresó que lo presentado es de un resultado equivocado a partir del método utilizado y sobre las detenciones señaladas en el informe también referenció como falta de rigor. Finalmente dijo que con todo esto se demuestra que el trámite para llegar a la firma de esta escritura es normal, rutinario, que Mantegna firmó adelante del escribano y que los antecedentes se encuentran en el protocolo, la pericia sobre la firma es nula y es inaceptable como trabajo pericial porque no tiene el mas mínimo rigor científico.

El doctor Jorge Rubiolo amplió estos conceptos, resaltando los testimonios de los peritos Eduardo Casá y Pía Revuelto, concluyendo que no existió el fraude a la administración pública. Tampoco hay falsificación de documento público porque la firma de Carlos Mantegna es legítima. No puede decirse que está en juego la caja de jubilaciones por unas tierras que el instituto vendió y quiso vender, y no se puede decir que por esto se puso en juego la plata de los jubilados, aseveró el defensor. Pidió la absolución del escribano porque no ha cometido delito alguno.

Las defensas completan sus alegatos con la exposición de Humberto González, asesorando legalmente a los policías retirados Juan Carlos Rossi y Nelson Quilaleo, y participan por el Ministerio Público Fiscal el fiscal general Gustavo Núñez y el funcionario de fiscalía Rubén Kholer, en tanto por la querella lo hacen Mateo Rossio y Pablo Aguilera.

Nuestras Visitas

  Hoy 1865

  Ayer 6543

  Esta semana 15162

  Este mes 174223

  Total histórico 14758473

©2022 Ministerio Público Fiscal del Chubut. Todos los derechos reservados.